¿Cómo ve mi bebé?

Todos hemos escuchado alguna vez que los bebés cuando nacen no ven bien, que sólo pueden ver las cosas que están muy cerca de su propia cara, pero asumimos que esta circunstancia es pasajera y que su evolución es rápida, que en poco tiempo ya puede ver todo a la perfección. Pero, ¿es cierto esto?

baby-229644_1920.jpg

En el artículo de hoy explicaremos como evoluciona la visión del bebé, así como unas pequeñas actividades que podemos hacer con nuestro peque para ayudar a desarrollar el sentido de la vista. Es muy posible que nos sorprendamos al saber que la vista no evoluciona tan rápido como habíamos pensado. Empezamos:

Primer mes de vida:

En el momento del nacimiento los bebés no saben utilizar los dos ojos al mismo tiempo, por esta razón puede que se le vayan de un lado para otro o que se le crucen, esto es algo totalmente normal y no debe preocuparnos. A lo largo de este mes y el siguiente aprenderá a enfocar con ambos ojos y podrá seguir con ellos objetos que se mueven dentro de su campo visual, que en estos momentos abarca una distancia de unos 30 cm aproximadamente desde su cara. Curiosamente esta es la distancia que separa al bebé de su fuente de alimentación, el pecho. Si le pasas un sonajero o una peluche ante la cara, lo normal es que le cambie la expresión porque estará intentando explorar esta nueva habilidad que ha descubierto. En esta etapa los colores que mejor puede distinguir son el blanco y el negro, podemos aprovechar esto para estimularlos con objetos de este color. En el mercado existen por ejemplo móviles de cuna o cuentos en esta gama de colores, aunque siempre podemos hacerle juguetes sencillos en casa.

En este enlace podéis encontrar un tutorial sobre como hacer un móvil blanco y negro.

Segundo mes de vida:

La visión del bebé todavía no es nítida, pero suele tener dificultad para distinguir tonos parecidos como el rojo y el naranja, por esta razón seguirá prefiriendo patrones en blanco y negro o con grandes contrastes. Durante los próximos meses su cerebro aprenderá a distinguir los colores y, probablemente, comenzará a mostrar preferencia por colores primarios y brillantes y por diseños más detallados y complejos. Para ayudarlo en este proceso puedes mostrarle dibujos, fotos libros y juguetes. Durante los dos meses siguientes también perfeccionará su habilidad para seguir con la mirada los objetos que se mueven.

Para los más manitas, en este enlace podemos encontrar un tutorial para hacer sonajeros de alto contraste.

Cuarto mes de vida:

Ahora tu bebé comienza a desarrollar la percepción en profundidad. Hasta ahora le costaba localizar la posición, tamaño y forma de un objeto, llevar el mensaje del cerebro hasta su manita, extenderla y agarrarlo. A los 4 meses tiene ya el desarrollo motor para realizar esa tarea y los circuitos de su cerebro tienen suficiente madurez para coordinar todos los movimientos necesarios y hacerlo con éxito. Le puedes ayudar a practicar acercándole juguetes fáciles de agarrar, como sonajeros o anillas. Cuidado en esta etapa con tu pelo, pendientes y demás son lo más atractivo.

 

1399.jpg

Quinto mes de vida:

Nuestro bebé cada vez muestra más habilidad para fijarse en objetos pequeños y seguir con la mirada objetos en movimiento. Entre los 4 y los 7 meses el bebé comienza a comprender la permanencia de los objetos, puede ver un objeto parcialmente escondido y descubrirlo, ya que sabe que está ahí, por está razón les divierte tanto jugar al cu cu-trás. Todavía este concepto no está desarrollado del todo, será aproximadamente a los 18-24 meses .

Empieza a mostrar preferencia por los colores brillantes.

b3b33b960cda43a6b79dd0d034e2deb7.jpg

Octavo mes de vida:

La vista de tu bebé tiene ahora tanta claridad y profundidad de percepción como la de un adulto. Aunque su atención está más concentrada en objetos cercanos, su visión es ya suficientemente fuerte para reconocer a personas y objetos al otro lado de la habitación. Sus ojos tienen ya casi su color definitivo aunque puede haber algún cambio más adelante.

9 -12 meses de vida:

Toca objetos con los dedos que reconoce y comienza a jugar con ellos. También comienza a buscar los juguetes que se le caen para cogerlos.

3 años de vida:

El niño puede copiar un círculo y conoce los colores. A estas edades, el desarrollo visual del niño es creciente, ya que las habilidades de lectura y escritura son desarrolladas.

De 3 a 6 años de vida:

Desarrollo completo de la visión, la percepción del espacio visual orientado, el esquema corporal, la lateralidad y direccionalidad tienen una misma base. El movimiento coordinado, dirigido y organizado del campo visual del niño van a permitir en la etapa preescolar que el niño se inicie en la lectoescritura.

6 años de vida:

Se acaba el desarrollo de las capacidades visuales, la agudeza visual habrá ido aumentando aproximadamente hasta el 100%. Se ha adquirido la coordinación motriz entre los dos ojos, la percepción del espacio en tres dimensiones, la capacidad de enfoque así como el resto de las habilidades visuales, el niño deberá estar preparado para enfrentarse a las exigencias escolares, que son eminentemente visuales.

Como habéis visto no vemos tan bien ni tan rápido como pensábamos. Os dejo un vídeo resumen con los hitos del desarrollo visual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s