Interpretación facial de las emociones en los bebés

kids-143022_1280

Cuántas veces hemos deseado saber qué están pensando nuestros bebés, qué están sintiendo. Aquí os presentamos una pequeña guía para saber por fin cómo interpretar lo que nos dicen las caritas de nuestros bebés, ya que nos cuentan más de lo que creemos. Este artículo está basado en las últimas investigaciones de la Universidad de Murcia y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Veamos a continuación las formas características de las emociones que presentan los bebés.

La característica fundamental del dolor es la de ser una de las experiencias más intensas y desagradables.

Las funciones que cumple el dolor son:

• Ser una señal de aviso o alarma de que algo no funciona correctamente en el organismo.
• Permitir reconocer la magnitud de un daño en la integridad física de su cuerpo.
• En muchos casos actúa como un mecanismo de defensa.
• Propiciar una respuesta motora para evitar o escapar del daño.
• Evaluación del daño y de la toma de decisiones sobre el comportamiento a seguir ante éste.

La expresión facial del dolor:
El dolor es una de las expresiones faciales más definida y uniforme. Podemos identificar un rostro que muestre dolor porque el bebé hace descender y junta las cejas, eleva las mejillas y reduce la apertura de los parpados, cierra los ojos, frunce y arruga la nariz, desciende la mandíbula y abre la boca.

La sorpresa, es una reacción emocional causada por la presencia de algo imprevisto, novedoso o extraño. Se trata de una emoción neutra, intensa y de muy corta duración.

Las funciones que cumple la sorpresa son:

• Eliminar la actividad residual en el sistema nervioso central, que pueda interferir con la reacción apropiada ante las nuevas exigencias del entorno.
• Facilitar los procesos atencionales, las conductas de exploración y el interés por las situaciones novedosas e inesperadas.
• Dirigir los procesos cognitivos a la situación que se ha presentado.

La expresión facial de la sorpresa:
Podemos identificar una expresión emocional de sorpresa por la elevación de la parte interior de las cejas, elevación de párpado superior, descenso de la mandíbula y abertura pronunciada de la boca.

La ira, La respuesta emocional de ira se produce como reacción frente a la frustración y la amenaza intencionada.

Las funciones que cumple la ira son:

• Facilitar una rápida movilización de energía necesaria para las reacciones de defensa o de ataque.
• Eliminación de los obstáculos que impiden la consecución de los objetivos deseados y generan frustración.
• Sirve para inhibir las reacciones indeseables de otras personas e incluso evitar una situación de confrontación.

La expresión facial de la ira:

Podemos identificar una manifestación de ira porque se eleva la parte exterior de las cejas, elevación de los párpados inferiores y reducción abertura de los mismos, elevación de la barbilla y la tensión en los labios.

El miedo es la reacción emocional característica que se produce ante la presencia de amenazas inesperadas. Las principales amenazas en los bebés son los estímulos muy intensos, así como la pérdida de sustento, también llamado “abismo visual”.

Las funciones que cumple el miedo son:

• Facilitación de respuestas de escape o evitación de la situación peligrosa.
• Se presta una atención casi exclusiva al estímulo temido, facilitando que el organismo reaccione rápidamente ante el mismo.
• Moviliza gran cantidad de energía. El organismo puede ejecutar respuestas de manera mucho más intensa que en condiciones normales.

La expresión facial del miedo:

Podemos identificar una manifestación de miedo por la elevación de la parte interior de las cejas, por la elevación del parpado superior, el alargamiento de la comisura de los labios y la separación de los mismos.

El asco es una reacción emocional caracterizada por una marcada aversión producida por algo fuertemente desagradable o repugnante. Los estímulos primarios que provocan asco en el bebé suelen ser gustativos, aunque pronto se aprende a reaccionar
con aversión a estímulos de otro tipo (olfativos, táctiles, etc.).

Las funciones que cumple la emoción de asco son:

• Generación de respuestas de escape o evitación de situaciones desagradables o potencialmente dañinas para la salud.
• Potenciar hábitos saludables e higiénicos.

La expresión facial del asco:

Podemos identificar una expresión facial de asco por la aparición de un descenso y unión de las cejas, elevación mejillas, reducción acentuada de la abertura de los parpados, nariz
fruncida y arrugada, y elevación de la barbilla.

La tristeza es la reacción emocional ante una pérdida. En el caso del bebé, la pérdida más significativa suele aparecer en lo que se denomina “angustia de separación”. Que se trata de una emoción en la que se combina la reacción provocada por la pérdida, aunque sea temporal, de la persona con la que tiene un vínculo afectivo especial junto con el miedo por encontrarse temporalmente desvalido.

Las funciones que cumple la tristeza son:

• Busca la cohesión de otras personas, especialmente de aquellos que se encuentran en la misma situación.
• Disminución en el ritmo de actividad.
• Comunicación a los demás que no se encuentra bien y ello puede generar ayuda de otras personas.

La expresión facial de la tristeza:

Podemos identificar una expresión facial de tristeza por la elevación de la parte interior de las cejas, descenso de las comisuras de los labios, que incluso pueden estar temblorosos, y elevación de la barbilla.

La alegría, la característica fundamental de la alegría es la de favorecer la recepción e interpretación positiva de los estímulos ambientales.

Las funciones que cumple la emoción de la alegría son:

• Influir positivamente en la capacidad para disfrutar de diferentes aspectos de la vida.
• Genera actitudes positivas hacia uno mismo y los demás, favorece el altruismo y la empatía.
• Facilita el que se establezcan nexos y relaciones interpersonales.
• Induce sensaciones de vigorosidad, competencia, trascendencia y libertad.
• Favorece procesos cognitivos y de aprendizaje.

La expresión facial de la alegría:

La alegría es una de las emociones que mejor se reconoce por su expresión facial. Podemos identificar un rostro alegre por el desplazamiento de la comisura de los labios hacia atrás y arriba, separación de los labios, elevación de las mejillas y reducción de la abertura de los parpados.

Artículo relacionado: Guía práctica para interpretar el llanto del bebé.

Anuncios

2 respuestas a “Interpretación facial de las emociones en los bebés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s