¿Cómo elegir niñera?

Niñera

La elección de una niñera no debe ser un proceso que dejemos al azar, ya que estás influirán en la educación de nuestros hijos.

Las madres y padres de hoy en día cada vez con más frecuencia recurren a una niñera para hacerse cargo del cuidado de sus hijos e hijas mientras ellos trabajan o salen un fin de semana. Elegir bien esta figura es fundamental ya que estamos dejando a cargo de estas personas el cuidado de nuestro bien más preciado, nuestros hijos.

Para elegir esta persona debemos en primer lugar pensar qué necesitamos nosotros, esta persona debe adecuarse a las características y necesidades de nuestra familia. Hay que tener claro si necesitamos una canguro ocasional o diaria, si se ocupará de uno o dos niños, si además tiene que ayudarles con las tareas. Es bueno realizar un listado de lo que necesitamos para tenerlo nosotros claro en primer lugar, y posteriormente exponerlo a los/las posibles candidatos.

Hay personas que quieren una niñera que también les sirva como asistenta del hogar, nuestro consejo en estos casos es que tenga un horario diferenciado, por ejemplo, hará de niñera mientras los padres no están en casa, y cuando los padres están hará de asistenta. Por qué exponemos esto, bien, cuando estamos cuidando de niños y niñas lo más importante son ellos y ellas, si contratamos a una persona para que realice todas las tareas al mismo tiempo descuidará alguna de ellas, ya que por mucho que queramos el ser humano sólo es capaz de realizar una tarea de manera satisfactoria al mismo tiempo (para saber más pueden revisar los estudios de Earl Miller). Esto nos traerá problemas del tipo que la casa no está bastante limpia o que nuestro hijo no es estimulado lo suficiente. Además muchos profesionales de la educación renunciarán a este tipo de puestos, dejando este trabajo a asistentes del hogar, que nos limpiarán muy bien la casa y vigilarán a nuestros hijos e hijas, pero que muy posiblemente no los estimulen de la manera correcta, ya que no disponen de los conocimientos para hacerlos.

Existen muchas formas de encontrar niñera: preguntando a los conocidos, a otras madres, mediante anuncios, a través de agencias especializadas o por Internet en páginas como http://www.canguroencasa.com o http://www.buscocanguro.com.

Premisa de partida: hay que ser exigente, como niñera no vale cualquiera. Debe saber estimular, entretener, parar rabietas, en definitiva debe ser una persona con recursos, en cuánto a educación se refiere.

La niñera ideal debería ser una persona responsable, empática, cariñosa, que sepa cómo tratar a un niño o niña, que tenga recursos y fundamental, buen humor. La lista de requisitos que debe cumplir una buena niñera puede parecer larga, pero es que les estamos confianza lo más valioso que tenemos, nuestros hijos.

Debemos entrevistar en profundidad a los candidatos y candidatas (los hombres también pueden realizar estas tareas igual de bien que las mujeres), es bueno que durante las entrevista nuestros hijos e hijas estén delante para ver cómo actúan con ellos o ellas. Antes de la entrevista prepararemos un formulario dónde apuntaremos las preguntas que queremos hacerle con el fin de no olvidar nada. Estas preguntas podrían ser: nivel de estudios, experiencias previas, referencias, qué tipo de trabajo están buscando (por sí encaja o no con lo que buscamos nosotros), qué harían en determinadas situaciones, etc.

Es necesario exponer las condiciones y el salario en esta entrevista, para saber si la persona realmente está interesada en el puesto. Ya que para nuestros hijos e hijas es importante la continuidad de las personas que lo cuidan, esto les hace sentirse más seguros y felices.

Cuando hayamos elegido nuestro candidato ideal debemos saber si nuestro hijo o hija está contento con él o ella, así después de un tiempo de adaptación, observaremos las reacciones de nuestro hijo al ver a esta persona, si llora, sonríe, etc. Nuestros hijos o hijas serán los mejores jueces.

Anuncios